Opiniones

Copa Menstrual

¿Has oído hablar de la copa menstrual? ¿Alguna de tus amigas ha empezado a utilizarla y no para de decir lo maravillosa que es? Si quieres olvidarte de que tienes la regla y quieres comenzar a usarla, en nuestro sex shop las encontrarás de las mejores marcas al precio más económico.

Filtros activos

comprar IRISCUP COPA MESTRUAL ROSA PEQUEÑA

IRISCUP COPA MESTRUAL ROSA PEQUEÑA

Precio 22,44 €
comprar IRISCUP COPA MESTRUAL ROSA GRANDE

IRISCUP COPA MESTRUAL ROSA GRANDE

Precio 22,44 €
comprar IRISCUP COPA MESTRUAL TRANSPARENTE GRANDE

IRISCUP COPA MESTRUAL TRANSPARENTE GRANDE

Precio 22,44 €
comprar IRISCUP COPA MESTRUAL TRANSPARENTE PEQUEÑA

IRISCUP COPA MESTRUAL TRANSPARENTE PEQUEÑA

Precio 22,44 €
comprar COPA MENSTRUAL CLASICA ANILLA TRANSPARENTE MEDIANA

COPA MENSTRUAL CLASICA ANILLA TRANSPARENTE MEDIANA

Precio 24,00 €
comprar COPA MENSTRUAL CLASICA PEZON TRANSPARENTE MEDIANA

COPA MENSTRUAL CLASICA PEZON TRANSPARENTE MEDIANA

Precio 24,00 €
comprar COPA MENSTRUAL SOFT ROSA GRANDE

COPA MENSTRUAL SOFT ROSA GRANDE

Precio 24,00 €
comprar COPA MENSTRUAL CLASICA LILA MEDIANA

COPA MENSTRUAL CLASICA LILA MEDIANA

Precio 24,00 €
comprar COPA MENSTRUAL SOFT ROSA MEDIANA

COPA MENSTRUAL SOFT ROSA MEDIANA

Precio 24,00 €
comprar COPA MENSTRUAL SOFT AZUL MEDIANA

COPA MENSTRUAL SOFT AZUL MEDIANA

Precio 24,00 €
comprar INNOVACUP COPA MENSTRUAL TALLA L

INNOVACUP COPA MENSTRUAL TALLA L

Precio 17,97 €
comprar INNOVACUP COPA MENSTRUAL TALLA S

INNOVACUP COPA MENSTRUAL TALLA S

Precio 17,97 €

¿Qué es la copa menstrual?

La copa vaginal, más conocida como copa menstrual, es un producto de higiene íntima femenina que se utiliza durante la menstruación, sustituyendo las tradicionales compresas o tampones; además, en la actualidad existen modelos con los que se puede practicar sexo durante la menstruación, incluso sexo oral.

Dentro de la amplia variedad de accesorios de higiene que tienes a tu disposición, la copa vaginal destacan por recoger completamente el flujo menstrual; además, no provoca irritación en la vagina ni alergias, puesto que están fabricadas con materiales ecológicos.

Características

Una de las principales características de este dispositivo es que es reutilizable y se encarga de recoger el flujo menstrual, a contrario que los tampones que lo que hacen es absorber la sangre.

En la actualidad, existen distintos tipos de copas menstruales fabricadas en distintos materiales: látex, silicona o plástico quirúrgico.

  • Silicona quirúrgica: es el más habitual puesto que es un material hipoalergénico, suave y biocompatible.
  • Látex: se trata de un material muy ecológico, aunque puede provocar diversas reacciones alérgicas.
  • Plástico quirúrgico: es muy seguro y reciclable, pero se trata de un material de origen vegetal. Suele elaborarse para productos médicos, como las tetinas de los biberones, aunque también hay algunas copas menstruales que están fabricadas con este material.

Además, en ningún caso contiene productos químicos que puedan ocasionar daños en la piel. De esta forma, la copa menstrual puede ser utilizada por cualquier mujer, incluso aquellas que tienen alergias dermatológicas a los tampones o al látex.

En cualquier caso, debes apostar por copas menstruales de calidad, elaboradas con los mejores materiales, puesto que se trata de un producto que se va a introducir en tu cuerpo durante varias horas; por eso, te recomendamos que lo hagas en una tienda especializada, como nuestro sex shop online.

Del mismo modo, al ser reutilizable puede durar unos 10 años si el mantenimiento y el cuidado es el adecuado. En la actualidad existen, fundamentalmente, tres tipos de copas menstruales:

  • En forma de campana: es el modelo más habitual.
  • En forma de diafragma: es menos común y está fabricado en polietileno.
  • Modelo desechable: destaca por ser muy suave y flexible y, además, puede emplearse durante las relaciones sexuales; eso sí, no es anticonceptivo.

Tallas

La talla de la copa vaginal está relacionada con la experiencia de uso, la musculatura del suelo pélvico y la altura de la mujer:

  • Talla S: recomendada para mujeres menores de 18 años y que no han mantenido relaciones sexuales con penetración. El diámetro es de unos 38 mm, la longitud de 45 mm y tiene una capacidad de 23 ml.
  • Talla M: su diámetro es de unos 41 mm, su longitud de 48 mm y su capacidad de 28 ml. Estas copas vaginales son recomendables para mujeres de menos de 30 años que no han dado a luz.
  • Talla L: de media, su diámetro es de 44 mm, su longitud de 51 mm y tienen capacidad para 34 ml. Esta talla es recomendable para mujeres que han dado a luz o que son mayores de 30 años.
  • Talla XL: su capacidad es de 42 ml, su diámetro de 47 mm y su longitud de 56 mm.

Además, debes saber que si has practicado yoga, pilates, abdominales hipopresivos o cualquier otro deporte con el que desarrollar la musculatura de tu suelo pélvico, lo más habitual es que tengas que utilizar la talla M aunque tengas más de 30 años.

¿Por qué usar la copa menstrual? 

Son muchas las ventajas de utilizar la copa menstrual frente a los accesorios tradicionales; a continuación te mostramos algunos de sus principales beneficios:

  • Económicas: realizas una inversión inicial un poco superior, las copas tienen un precio medio de entre 10 y 30€, pero al ser reutilizables rápidamente habrás amortizado esa inversión y no tendrás que estar pensando en si tienes tampones o compresas en casa.
  • Salud: cómo lo que hace es recoger la sangre y no la absorbe, los gérmenes no se acumulan. Además, no contiene pesticidas, ni agentes blanqueados; de esta forma, es mucho más beneficiosa para la salud. Por ello, es muy recomendable para mujeres con piel sensible o con alergia.
  • Cómodas: con una tendrás suficiente para todo el ciclo, incluso para nadar, practicar deporte o para dormir; de esta forma, evitas tener que llevar recambios en el bolso.
  • No huele: a diferencia de las compresas o los tampones, que al absorber la sangre desprende el olor, la copa menstrual no huele porque no está en contacto con el aire.
  • Ecológicas: ¿cuántas veces tienes la regla durante toda tu vida? ¿Cuántos tampones o compresas necesitas? Para que te hagas una idea, las compresas tardan en degradarse unos 300 años; por su parte, es posible que necesites unas 3 o 4 copas menstruales durante toda tu vida fértil, de ahí que la diferencia sea bastante notable.
  • Larga vida útil: pueden durar hasta 10 años y pueden reutilizarse, de forma que no tienes que preocuparte por nada y podrás ahorrar mucho dinero en tampones y compresas.
  • Sin muchos cambios: puedes llevar tu copa menstrual entre 8 y 12 horas, en función del flujo de tu menstruación; es decir, algunas mujeres solo tienen que cambiarse la copa dos veces al día. Es importante que controles el flujo de sangre, especialmente las primeras veces, puesto que si esperas demasiado puede rebosar y podrías mancharte; por ello, si tienes reglas muy abundantes, lo más habitual es que tengas que cambiarte la copa varias veces al día.
  • Ideal para viajar: ya no tendrás que preocuparte de si tienes la regla de viaje y no encuentras una tienda que venda compresas o tampones, puede llevar tu copa menstrual siempre en la maleta y, además, como ocupa poco espacio, lo más recomendable es que la tengas siempre en el neceser.

¿Inconvenientes?

Aunque las ventajas de la copa menstrual son impresionantes, este accesorio de higiene íntima también tiene algunos inconvenientes que es necesario que conozcas:

  • Se tiene que limpiar: al contrario que las compresas y los tampones, que se desechan una vez los has utilizado, la copa hay que limpiarla entre usos. 
  • Tienes que saber ponerla: al igual que todo en esta vida, al principio hay que aprender a utilizarla, aunque todo es cuestión de acostumbrarse.

Cómo ponerla

Ha llegado el momento clave, ¿cómo se pone la copa menstrual? En función de la forma de la copa debes plegarla de una manera u otra; a continuación te mostramos los más habituales:

  • En forma de C: aplana la copa y dóblala por la mitad, hasta que tenga una forma similar a la de una C.
  • En forma de V: debes presionar el borde de la copa hacia abajo y sujetarla.

Una vez que ya sabes cómo debes doblar la copa menstrual, a continuación te mostramos paso a paso todo lo que tienes que hacer para usarla por primera vez:

  1. Lávate las manos y la copa menstrual.
  2. Dobla la copa menstrual y mantenla así hasta que esté dentro de la vagina.
  3. Encuentra la postura ideal: lo más recomendable es ponerte en cuclillas.
  4. Inserta la copa en tu vagina y deja que se abra: puedes utilizar agua o lubricante para facilitar la inserción; la copa quedará un poco más baja que el tampón, pero igualmente estará lo suficientemente alta para evitar que el tallo final pueda verse.

Si crees que la copa no se ha abierto usa los dedos y toca alrededor de la base, debes sentir la copa redonda u ovalada; si mueves el manguito de izquierda a derecha y no notas movimiento es que está bien colocada.

Cuando la tienes en tu interior la copa menstrual no debe molestar; cuando encuentres el ángulo perfecto no deberías sentir absolutamente nada ni manchar tu ropa interior. 

¿Y para quitarla?

Para quitarte la copa menstrual, lo único que tienes que hacer es tirar del tallo y presionar la base de forma suave. De esta manera, puedes liberar la copa fácil y vaciar el flujo menstrual almacenado; para finalizar, solo tienes que limpiar la copa menstrual bajo el agua y la tendrás lista para utilizar de nuevo.

Si quieres favorecer este proceso, puedes hacer un poco de fuerza en tus músculos vaginales, lo que hará que la copa baje; además, te recomendamos que lo hagas de cuclillas y empujes hacia abajo hasta que puedas alcanzar el manguito de la copa y extraerla.

Cuidados de la copa menstrual

La frecuencia con la que tienes que vaciar la copa menstrual puede variar en función de la cantidad de flujo que tengas; aun así, suele ir desde las 4 a las 8 horas. Cuando la compres, es importante que la primera vez la esterilices en agua hirviendo durante 5 minutos.

Para garantizar la higiene personal y la salud es imprescindible lavar la copa menstrual durante la menstruación; para ello, debes lavarla con agua y jabón natural. Además, es recomendable que la esterilices una vez finalizada la menstruación, para eliminar cualquier posible bacteria o residuo que haya quedado incrustado durante este período.

Para realizar la esterilización, lo único que tienes que hacer es introducir la copa en agua hirviendo durante 5 minutos; después solo tienes que guardarla en su bolsa de tela hasta su próxima menstruación.

Por otro lado, algunas personas apuestan por introducir la copa menstrual dentro de una cazuela hirviendo. Si lo haces, debes evitar que tu producto de higiene íntima femenina toque las paredes del recipiente; además, debe estar menos de 3 minutos, puesto que si esperas más tiempo puedes hacer que el material se reblandezca.

También es recomendable que la guardes en un sitio alejado de la exposición del sol, para evitar que pueda sufrir posibles alteraciones.

En definitiva, apostar por la copa menstrual solamente te traerá ventajas y te ayudará a ahorrar en compresas y tampones al mismo tiempo que mejoras tu calidad de vida. ¿Preparada para empezar a utilizarla? No esperes más y hazte ya con la tuya.