Juguetes anales

¿Te gusta probar cosas nuevas? ¿Quieres probar los placeres de la estimulación anal? Los juguetes anales son perfectos para ti; además, contamos con la mayor variedad de dilatadores anales, ideales para principiantes que desean aumentar el diámetro de su esfínter.

Filtros activos

Otras categorías que te pueden interesar

¿Qué es un juguete anal?

Un juguete anal es un producto sexual pensado para estimular el recto y proporcionar una gran excitación y estimulación hasta ahora desconocida. En el caso de los hombres, la estimulación es en el punto P o G masculino, consiguiendo erecciones más duraderas y orgasmos más intensos; además, también permite fortalecer la próstata.

Por otra parte, a las mujeres les proporcionan un efecto muy parecido, con orgasmos muy poderosos. Por ello, los juguetes para sexo anal son la mejor alternativa para disfrutar del sexo anal de forma segura.

¿Cómo se usan?

Da igual si no sabes cómo usar los plug anales o si nunca has practicado sexo anal; los juguetes anales son muy sencillo de utilizar y solo debes tener en cuenta una serie de aspectos clave para que la experiencia sea perfecta.

Lo primero que saber a la hora de apostar por un juguete anal es que esta zona del cuerpo no posee lubricación natural, por lo que debe utilizarse un lubricante específico para evitar irritaciones e infecciones.

Es muy importante que realices una estimulación previa a la penetración, de forma manual para relajar el cuerpo y favorecer la inserción del juguete anal; además, tiene que hacerse de forma suave y delicada, sin prisa.

¿Con qué frecuencia usarlos?

Aunque el sexo anal no es una práctica muy habitual en la población, algunos estudios han asegurado que solo ¼ de la población la realiza, en la actualidad cada vez son más los jóvenes que la ponen en práctica.

Además de por la experiencia sexual que garantiza, el sexo anal es muy frecuente porque evita el riesgo de embarazo, aunque mantiene la posibilidad de contraer una enfermedad de transmisión sexual; por otro lado, muchos jóvenes apuestas por esta práctica sexual porque piensan que, de esta forma, mantienen intacta su virginidad.

En cualquier caso, si vas a realizar sexo anal por primera vez es muy importante que cuentes con tus juguetes eróticos específicos, para garantizar una práctica sexual segura y sin dolor. De no hacerlo, es posible que sientas dolor y que, en lugar de ser una relación sexual placentera, sea dolorosa y no quieras volver a probarla.

¿Para quién son?

Cómo hemos comentado anteriormente, los juguetes anales están pensados para hombres y mujeres que desean iniciarse y familiarizarse con esta práctica sexual. Además, pueden emplearse durante la masturbación, el sexo oral o para hacer realidad todas vuestras fantasías y experimentar los placeres de la doble penetración.

También es importante señalar que los juguetes para el sexo anal no son solo útiles para explorar y hacer realidad todas tus fantasías, también son el complemento perfecto para llegar al orgasmo como nunca antes habías imaginado.

El único requisito que tienes que cumplir para poder utilizar estos juguetes eróticos es tener ganas de probarlos y la mente abierta, el resto fluye solo.

Tipos de juguetes para sexo anal

En la actualidad, existen muchos tipos de juguetes anales entre los que escoger; por ello, si deseas hacerte con uno lo más recomendable es que apuestes por una de las opciones que tienes a tu disposición en nuestro sex shop online.

A continuación te mostramos los distintos factores que determinan cuál va a ser el juguete para sexo anal perfecto para ti:

  • Tamaño: puedes encontrar juguetes de todas las medidas que puedas imaginar, para que puedas escoger la alternativa perfecta para ti. En la actualidad, algunos miden entre 7 y 25 cm de largo y poseen un diámetro entre 2 y 4 cm. Del mismo modo, es importante señalar que algunos disponen de una base ancha que se afina hacia arriba, mientras que otros tienen una estructura delgada en toda su longitud.
  • Funciones: algunos juguetes anales están pensados para estimular la zona con vibraciones o preparar el ano durante los preliminares, por ejemplo.
  • Materiales: los más habituales son el oro, el vidrio, la gelatina y la silicona. Lo más importante es que apuestes por un juguete sin porosidad, para realizar una limpieza más sencilla y segura.

Por otro lado, en función de tu experiencia lo más recomendable es que apuestes por un tipo de juguete anal:

  • Principiantes: los dilatadores anales o las bolas anales graduales son la mejor forma de aumentar la dilatación del ano y que este se vaya acostumbrando, poco a poco, hasta conseguir una penetración más profunda.
  • Expertos: en nuestra tienda especializada puedes encontrar la mayor variedad de juguetes anales, para conseguir una estimulación más profunda. Por ello, si ya has probado los productos para principiantes y quieres más, estos son ideales para ti.

Además de los dilatadores y las bolas chinas anales, en Mundo Erótico puedes encontrar una amplia variedad de opciones, donde destacan los vibradores anales y los plugs anales, entre otros.

Cómo iniciarse en el sexo anal

Lo más recomendable a la hora de comenzar a practicar sexo anal es empezar de menos a más; es decir, lo mejor es empezar introduciendo el dedo meñique, con lubricante y con las uñas bien cortadas, para estimular el ano y que este se vaya acostumbrando y sea capaz de relajar el músculo y abrir el orificio.

Cuando esto ocurra, puedes cambiar el dedo o introducir dos a la vez. Después, cuando observes que el esfínter está relajado y no está apretado, ha llegado el momento de introducir el juguete anal.

Una vez insertado, si el juguete erótico dispone de vibración puedes activarla, consiguiendo nuevos placeres hasta ahora inalcanzables. Lo único que debes recordar a la hora de iniciarte en el sexo anal es que debes tener mucha paciencia e intentar estar completamente relajado, para conseguir la estimulación deseada y disfrutar del juego.

Lubricación

En el ano se pueden localizar 2 esfínteres: uno voluntario y otro involuntario. Al no tener lubricación natural, el lubricante favorece la relajación del esfínter involuntario.

Además, el ano no tiene la misma elasticidad que la vagina, por lo que los lubricantes son imprescindibles para evitar cualquier problema; para ello, lo único que debes hacer es aplicar una gran cantidad de lubricante en el juguete erótico y en la zona anal.

Limpieza

La higiene es fundamental a la hora de practicar sexo anal, ya que por este orificio se expulsan todos los desechos del cuerpo y existe un alto grado de infección. Por ello, antes y después de las relaciones sexuales es importante lavar bien la zona.

Además, es muy recomendable el uso de preservativos para que la práctica sexual sea segura y placentera, ya que los condones cuentan con una pequeña cantidad de lubricante extra que favorecerá la penetración.

También es muy importante la limpieza de los juguetes anales, para evitar problemas de salud y eliminar cualquier posible impureza o bacteria que se haya quedado en él. Para ello, lo más recomendable es lavar tu producto sexual con agua y jabón con pH neutro una vez que hayas terminado de usarlo.

Cómo has podido comprobar, apostar por los juguetes anales es la mejor alternativa para conseguir disfrutar del sexo anal de la forma más segura y obtienen el máximo placer; por eso, ¿a qué esperas para hacerte con el tuyo? ¡No te arrepentirás!