Filtrar por

Precio

Precio

  • 5,00 € - 100,00 €

Opiniones

Vaginales

¿Quieres adquirir unas bolas chinas para fortalecer tu suelo pélvico o para utilizarlas como un juguete erótico? En nuestro sex shop online puedes encontrar la mayor variedad de bolas vaginales ideales para que disfrutes del sexo más placentero.

Filtros activos

comprar BOLAS CHINAS BEN WA BALLS PESADAS PLATEADAS

BOLAS CHINAS BEN WA BALLS PESADAS PLATEADAS

Precio 20,30 €
comprar BOLAS CHINAS ROSA

BOLAS CHINAS ROSA

Precio 12,00 €
comprar LOVE BALLS BOLAS CHINAS TACTO SUAVE MORADO

LOVE BALLS BOLAS CHINAS TACTO SUAVE MORADO

Precio 40,00 €

En la actualidad, existen distintos tipos de bolas chinas, todas ellas pensadas para mejorar la salud de la mujer y proporcionar unos orgasmos más potentes y duraderos. En un sex shop online especializado, como Mundo Erótico, puedes encontrar la mayor variedad de opciones para elegir, entre las que destacan las bolas vaginales.

¿Qué son las bolas chinas vaginales?

Las bolas chinas vaginales son unas pequeñas esferas, normalmente unidas por un cordón, que tienen en su interior otras bolas más pequeñas que se mueven por el movimiento del cuerpo.

De esta forma, lo que se consigue es que la bola interna choque con las paredes de la de mayores dimensiones. Al introducirlas en la vagina, los músculos del suelo pélvico se contraen, para evitar que caigan por su propio peso, obligando a trabajar los músculos vaginales y mejorando el tono muscular de la zona.

Por ello, se puede decir que el objetivo principal de las bolas vaginas es mejorar la salud de las mujeres, no el placer sexual.

¿Cómo se utilizan?

El uso de las bolas chinas es muy sencillo; lo único que tienes que hacer es introducirlas en la vagina y ponerte de pie, puesto que, de esta forma, la fuerza de la gravedad y el propio peso de las bolas harían que los músculos trabajen de forma inconsciente.

Antes del primer uso

Lo primero que tienes que hacer, antes de usar por primera vez tus bolas vaginales, es esterilizarlas. Para ello, basta con meterlas unos 10 minutos en agua hirviendo; además, se recomienda que este proceso se haga cada cierto tiempo, para eliminar posibles imperfecciones.

Además, debes lavarlas con agua y jabón neutro antes de introducirlas en tu vagina. Después, tienes que aplicar una buena cantidad de lubricante de base acuosa, para facilitar su introducción y evitar desgarros. Para guardarlas, lo mejor es utilizar una bolsa de tela que pueda aislar la sociedad.

¿Cuánto tiempo se pueden llevar en la vagina?

Lo más recomendable es que utilices las bolas chinas para la vagina durante breves períodos de tiempo, especialmente al principio; después, podrás ir aumentando su uso de forma progresiva.

Lo mejor es que empieces utilizandolas unos 5 minutos y vayas subiendo de forma prolongada hasta la media hora.

Frecuencia de uso

Lo ideal es empezar a usarlas unos 3 días a la semana y, con el paso de las semanas, comenzar a incrementar los días hasta poder usarlas diariamente. Esto puedes hacerlo durante unos 3 o 4 meses; después, lo más recomendable es descansar durante un tiempo y realizar los ejercicio de suelo pélvico habitual.

Beneficios

El suelo pélvico femenino puede debilitarse con el paso del tiempo, por la menopausia, infecciones de orina, partos o, simplemente, el paso del tiempo. A continuación te mostramos los principales beneficios que aportan las bolas vaginales:

  • Control de los músculos vaginales.
  • Mayor tonificación de la zona pélvica.
  • Prevenir la incontinencia urinaria y las pérdidas de orina.
  • Aumento de la sensibilidad y el placer durante las relaciones sexuales, consiguiendo orgasmos más largos e intensos.
  • Mejora del estado de ánimo y un aumento del deseo sexual y la lubricación natural de la vagina.

En otras palabras, las bolas vaginales consiguen orgasmos más largos e intensos; además, disminuyen el riesgo de prolapso y evitan las incontinencias urinarias.

¿Cuándo son recomendables?

Las bolas chinas vaginales pueden ser utilizadas por mujeres de cualquier edad y, en todo caso, son muy beneficiosas para la salud; aún así, son especialmente recomendables para aquellas mujeres que tienen algunos de los siguientes síntomas:

  • Embarazo.
  • Después de uno o varios partos: especialmente si han sido muy largos o traumáticos. Debes esperar a haber superado la cuarentena.
  • Sobrepeso.
  • Menopausia.
  • Incontinencia urinaria.
  • Mujeres que realizan deportes hiperpresivos o de impacto.
  • Estreñimiento crónico.
  • Personas que cargan peso con frecuencia.
  • Tras una cirugía genitourinaria o pélvica, respetando los plazos estipulados por el médico.
  • Disfunciones seuxales: falta de sensibilidad u orgasmos menos intensos.

Tipos de bolas vaginales

En la actualidad, existen distintas bolas vaginales pensadas para adaptarse a tus gustos y necesidades. A continuación te vamos a mostrar los principales tipos que hay en el mercado:

  • Bolas simples: están formadas por una sola esfera y son muy recomendables para aquellas mujeres que quieren empezar a utilizarlas y tienen poco tono muscular. Existen modelos de distintos pesos; lo mejor es empezar con poco peso e ir aumentando según ganes fuerza muscular.
  • Bolas dobles: constan de dos esferas que pueden ser de distintos pesos y colores. Estos modelos son recomendados para mujeres que ya han utilizado las bolas vaginales anteriormente y desean aumentar su fuerza muscular.

A la hora de escoger cualquiera de los dos tipos, lo más importante es que sea de calidad; por eso, lo mejor es acudir a una tienda especializada, como nuestro sex shop online. En Mundo Erótico encontrarás la mayor variedad de bolas vaginales, todas de calidad, al precio más bajo del mercado.

¿Qué bolas chinas vaginales elegir?

A la hora de escoger tus bolas chinas vaginales es importante que analices distintos factores: edad, hijos o si sufres alguna patología, como el vaginismo. A continuación te vamos a mostrar algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de escoger tus bolas chinas.

Medidas

La medida más habitual de las bolas chinas vaginales es de unos 35 mm; aun así, existen modelos más pequeños, pensados para mujeres que no han dado a luz, y más grandes, de hasta 40 mm.

En cualquier caso, lo más importante es que las bolas se mantengan en su sitio cuando te las coloques y que no se salgan de la vagina.

Peso

Si es la primera vez que vas a utilizar unas bolas vaginales y apuestas por unas muy pesadas, lo más habitual es que se salgan fácilmente y te frustres, lo que te llevará a abandonar el entrenamiento. Por eso, lo mejor es empezar por unas con poco peso, que puedas mantener en tu vagina sin problemas.

Número

Puedes apostar por una modelos con una única bola o con varias; de esta forma, puedes ir adaptando el tamaño y peso de tus bolas chinas e ir mejorando y aumentando tu capacidad de retención.

Materiales

Las bolas vaginales se utilizan para un uso muy íntimo; por ello, los materiales de fabricación son fundamentales. La silicona o el ABS/PC de grado médico son las mejores alternativas, porque son hipoalergénicos y no provocan irritaciones ni alteraciones dermatológicas.

En cualquier caso, debes evitar materiales porosos, como el plástico, ya que pueden contener bacterias si no se ha limpiado con mucho cuidado; también debes prestar atención a que el cordón no sea de hilo.

Ahora que ya conoces todas las ventajas de las bolas vaginales, ¿a qué esperas para hacerte con las tuyas?