¿Y QUÉ HAGO CON EL “FINAL FELIZ”? TRUCOS, IDEAS Y CONSEJOS

Habeis tenido un encuentro de película y ya veis que el final esta cerca…¿Y ahora qué? Para muchas parejas este es un momento tenso pues puede provocar el orgasmo más impresionante o estropear el momento de tu chico según lo que esté pasando en el momento que se desencadena el orgasmo.

Todos tenemos en mente la escena de cualquier pelicula porno en la que la chica se arrodilla delante de su chico “entregándose” a que le regale una ducha semental allá donde él quiera. Pero esto suele estar alejado de la realidad, lo habitual es que puedas tener reparos a la temperatura, la textura, el sabor…y que no sea agradable para ti según donde decida correrse tu chico. Por ese motivo, es muy importante hablar con nuestra pareja y saber que es aquello que le da un morbo tremendo a la hora de eyacular para saber qué podemos esperar y cómo podemos adaptarnos en el caso de tener reparos. Así, hablar y hablar y hablar! La comunicación es muy importante en este punto.

El momento de la eyaculación puede y debe ser un momento más de vuestro juego, con todo el nivel de morbo y placer que los dos decidais.

Correrse dentro : Manera clásica

 

La manera más clásica en la que el semen de tu chico no entra en juego es la eyaculación dentro  durante el coito. De esta manera no os manchareis, no hay momento incómodo pero tampoco podemos usar ese momento para cumplir fantasias de nuestra pareja ni hacer más morboso el encuentro. Con o sin preservativo, esta es la opción más cómoda y fácil para aquellos que no quieren pringarse. Si no usais preservativo, ten la precaución una vez se retire tu chico de tener tisús a mano para los restos de semen.

Correrse fuera: Morbo con miradas de entrega

 

Para esta opción debes estar preparada para entrar en contacto con el semen de tu chico, calentito y viscoso. Hay varias opciones pero seguro que te gusta más de una:

 

  • Pecho y estómago: Es una opción muy erótica y la menos atrevida. Tu chico se corre en tu pecho mientras os miráis a los ojos y disfrutáis de la llegada del orgasmo juntos. Aquí tiene que tener precaución para no salpicar más allá de su objetivo, si es que a ti te molesta que pueda caer semen en tu pelo o cara.

 

  • Culo y espalda: Cuando el sexo se practica desde atrás, es una opción muy erótica ya que ver tu trasero entregado a él y tu espalda a su merced es la visión más erótica que puede tener antes de correrse. Como inconveniente podemos decir que no hay contacto visual natural, aunque podria mantenerse en el momento crucial.

 

  • Cara: A muchos hombres les gusta y les da morbo eyacular en la cara de su pareja ,ya que es una manifestación de total sumisión. Ten la precaución de cerrar los ojos porque el semen puede ser irritante.

 

Consejos para eliminar las manchas en los tejidos: Es importante que la mancha no se seque. De la manera más immediata posible, pon la mancha bajo agua fria (es importante que sea fria ya que con agua caliente quedan residuos) y si puedes en el momento frota con algo de detergente.

Correrse en tu boca: Para obtener “cum laude”

Después de una buena felación, es una fantasía muy común en muchos hombres , y te explicaremos trucos y consejos si estas decidido/a a probarlo.

Pero antes de nada, debemos recordarte que muchos elementos patógenos pueden transmitirse a través del sexo oral y muchos están presentes en el semen, así que es importante que antes de hacer alguna práctica como esta que conlleva ciertos riesgos sea con una pareja habitual y de total confianza y no con parejas esporádicas ya que no estás protegido de ETS.

Para hacer una práctica tan íntima, es importante haber hablado antes y estar los dos de acuerdo y en todo caso, que te avise cuando esté a punto de suceder. Una vez ya ha finalizado la eyaculación, puedes tragar el esperma o bien escupirlo.

En las películas porno vemos como el semen es usado como un festín, como un dulce delicioso que te regala tu pareja a modo de postre. Pero no es oro todo lo que reluce y entendemos que puedas tener reparos.

Si estás decidido/a a tragar su semen, aquí te damos unos consejillos:-

-Vamos de cata: Es importante antes de decidirse a hacer esta práctica haber probado en anteriores veces su sabor. Despues de una eyaculación, moja la yema de tu mano y atrévete a probarlo. ¿Te gusta?

NO tardes mucho en tragarlo: Cuanto más tiempo lo tienes en la boca más se intensifica su sabor y hacer esta práctica reprimiendo una nausea no es la mejor opción.

Usa lubricante de sabores:Puedes usar lubricantes comestibles de sabores que sean de tu agrado y así no te resultará desagradable tragar su esperma.

Sexo oral profundo: Si sueles practicar “garganta profunda” un buen momento es el momento de la eyaculación, así no notarás prácticamente el semen en tu boca.

Si la idea de tragar el semen no te es atractiva, una vez recibas el semen en tu boca sólo debes escupirlo. Ten un vaso o pañuelo a mano y disimuladamente vacia el contenido de tu boca. Tu chico estará encantado de poder correrse en tu boca y que lo escupas o no lo más seguro es que le será indiferente.