TÉCNICAS MANUALES PARA ESTIMULAR EL CLITORIS

Todos sabemos ya de la importancia del clítoris para gozar de una completa satisfacción sexual. A pesar de que según los últimos estudios donde se estudiaron más de mil mujeres un 34 por ciento de las mujeres pueden llegar al orgasmo sin estimular este preciado órgano; hoy por hoy nadie duda de que es crucial para conseguir los mejores orgasmos y que gran parte de ese 34% en realidad son orgasmos clitorianos también, conseguidos al estimular la parte interna del clítoris a través del coito. 

Mucha atención ya que es una parte de la anatomía femenina muy muy sensible y esto puede hacer que según qué tipo de estimulaciones resulten desagradables y para muchas parejas acabe siendo una zona de veto.

Aquí te desvelaremos diferentes maneras de jugar con este botón mágico, pero hay que tener en cuenta que cada mujer tiene una sensibilidad diferente y hay que adaptarse a ella para que esta estimulación sea en todo momento deliciosa.

Estos son nuestros consejos clave para volver loca a una mujer:

  • Contacto progresivo: El clítoris es un órgano muy sensible pues concentra aproximadamente unas 8500 terminaciones nerviosas, son muchas teniendo en cuenta el tamaño tan pequeño q tiene en comparación con un pene. Así, te recomendamos que en un primer momento rehúses el contacto directo y lo estimules a través del capuchón que lo cubre y/o ataques el flanco izquierdo de su clítoris, preparando bien los alrededores de la zona. Conforme vaya aumentando la excitación en la mujer y el clítoris se erecte, estará más receptivo a tus caricias y podrás tener un contacto más directo.
  • Movimientos rítmicos: La mayoría de las mujeres afirma sentir más placer con movimientos rítmicos que con movimientos dispares. Mantener un ritmo y una presión constante es vital para conseguir el orgasmo. Aún así, si ves que el orgasmo no está cerca, alterna diferentes maneras de estimularlo, para ir viendo el grado de satisfacción de tu pareja. Aprende todas las técnicas manuales y al igual que haría un vibrador, alterna diferentes patrones de vibración e intensidades y enseguida descubrirás sus preferencias.
  • Prueba diferentes presiones y movimientos:

Es importante que en todos estos juegos que te proponemos varíes la presión según el momento de excitación en el que se encuentre tu pareja. La frontera entre una estimulación celestial y una estimulación desagradable es muy fina y a veces es difícil encontrar el punto ideal. Trata el clítoris de tu pareja como un compañero de juego muy muy especial y delicado.

Roces: Coquetea con su clítoris, en un sí pero no. Roza y vete, en nada vuelve, luego tarda un poco más…Los roces son muy placenteros y ayudan a la excitación de la mujer sobretodo en estados iniciales, las caricias suaves a través de la ropa provocaran que en cuestión de segundos tengas un clítoris erecto listo para jugar.

Jugueteo leve con los dedos: Al igual que acariciaras una guitarra, frena un poco la pasión en tus dedos para regalarle estas caricias…agradecerá el cambio de ritmo y aumentará su excitación.

Golpeteo: El clítoris no solo abarca el montículo donde está ubicado, ya que gran parte del clítoris al igual que un iceberg se encuentra en los genitales internos, así que prueba a dar golpes leves con varios dedos de tu mano como cacheteando levemente la zona del clítoris y la estimulación será mayor ; pues las vibraciones llegaran a la parte más interna del clítoris.

De arriba abajo: Las caricias que la mayoría de las mujeres reporta como satisfactorias son las que van de arriba abajo, y una vez llegues abajo vuelve al principio, no hagas el movimiento en dirección contraria porque suele resultar desagradable.

Movimientos circulares: Imagina limpiar unos cristales pero con las puntas de tus dedos. Así es como muchas mujeres relatan que más les agrada que las estimulen, así que hay que probarlo!

Movimientos laterales: Es similar al movimiento anterior pero de lado a lado, incluyendo los labios vaginales en tus movimientos.

 

Pellizca: Hay mujeres que disfrutan de un pellizco, prueba a hacerlo incluyendo los labios vaginales y según se vaya erectando prueba a hacerlo directamente sobre este órgano. En sus gemidos hallarás la respuesta.

  • Incluye estas técnicas durante el coito: En cuanto llega el coito la estimulación del clítoris se suele dejar atrás, y esto es un error porque si tu chica no ha llegado al orgasmo le será mucho más fácil si incluyes al clítoris en tu juego final. Y aunque haya llegado, tampoco deberíamos olvidarnos de este botoncito pues es muy agradecido.

 

Si tienes en cuenta estos consejos y los pones en práctica, no tardarás en ser todo un expert@. A por ello!

 

Más información: Uned.es