COMO TENER SEXO EN LA PISCINA

Si eres uno de los afortunados que puedes disponer de una piscina poco concurrida o privada, tener sexo en la piscina es una de las opciones más excitantes del verano. Aún así, hacer el amor en el agua es un deseo que es mucho mejor en nuestra imaginación que en la práctica. Te contamos porqué y cómo solucionarlo:

Opta por otros métodos anticonceptivos que no sean preservativos

El agua degrada el látex y lo vuelve poroso, por lo que hay más riesgo de fugas y de roturas. De todas maneras, si no quieres renunciar a la penetración dentro del agua y quieres usar preservativo, te recomendamos que el preservativo se coloque fuera de la piscina, antes de sumergirse. Además, deberéis comprobar mientras practicáis que éste sigue en su sitio y tener la precaución de sujetarlo por su base antes de extraerlo para que no quede en el interior de la vagina por descuido.

Usa lubricantes de base de agua

Al estar es un medio acuático, la lubricación natural de la mujer se diluye, y si no tenemos en cuenta esta falta de lubricación, las penetraciones pueden ser molestas y la fricción algo irritante. Ten a mano un lubricante de base de agua.

Ten cuidado con el cloro

El cloro y demás sustancias pueden causar infecciones y alterar el ph de la vagina, por lo que lo más recomendable es que la penetración se de en el exterior de la piscina, podéis acercaros a vuestra toalla o usar escaleras de entrada a la piscina o zonas de menos profundidad intentando que los genitales de ambos queden fuera del agua. Por muy atractiva que pueda ser la falta de gravedad del agua que nos ofrece un mayor abanico de movimientos, puede tener una desagradable consecuencia para la mujer.
La postura más utilizada es la postura del abrazo, donde hay un gran contacto y donde además se estimula el clítoris de la mujer. En esta postura sexual, ambos están abrazados y la mujer con las piernas rodea la cintura de él. Pueden haber variantes y él estar de rodillas si optamos por el uso de la escalera.

Sí puedes realizar sexo oral.

Para realizar sexo oral en la piscina basta con que tu pareja se siente en el borde de la piscina y disfrutar saboreando el momento pues es uno de los momentos más mágicos del sexo en la piscina

Por todos estos motivos te recomendamos que en el interior de la piscina disfrutéis del roce, de las caricias robadas, del contacto húmedo de vuestros cuerpos y de la simulación del coito posterior que os enloquecerá ya que todos sabemos que estos preliminares se alargan más que cuando mantenemos relaciones de manera habitual, y a más deseo contenido más se disfruta del coito.
Nuestro consejo de mundo erótico es que no renuncies a usar tus juguetes acuáticos, pues hay juguetes completamente estancos y podemos usarlos estando mojados, visita nuestra sección de juguetes acuáticos!

¿TE HA GUSTADO? COMPÁRTELO!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter