POSTURA DEL 68 – ¿QUIERES EXPLOTAR DE PLACER CON EL MEJOR SEXO ORAL?

Al leer el título del post habrás pensado que se trata de un error. Pero no es así, se trata de un apostura del kamasutra que está teniendo mucho éxito y cada vez va ganando más adeptos. Porque a veces menos es más.

En la antigua postura del 69 ambos miembros de la pareja eran activo-pasivos, es decir practicaban sexo oral mientras lo recibían. En este caso no es así, un miembro de la pareja estimula al otro y el otro se relaja para disfrutar de un completo sexo oral.

¿Cómo se consigue la postura del 68?

El miembro que va a ser activo se sitúa en el suelo sobre su espalda, con las rodillas semiflexionadas. La persona afortunada que va a recibir el sexo oral se sitúa sobre ella literalmente como si la persona que está debajo fuera un sensual y cómodo colchón. Al situarse sobre ella debe  abrir las piernas para situarlas en cada extremo  de la cabeza de su amante, para así dejar sus genitales justo a la altura de su boca y pueda tener total acceso y maniobra sobre los genitales de su pareja, tanto con la boca como con las manos. A partir de ahí sólo queda mirar al techo y gozar!

Ventajas de la postura del 68

Quienes la han probado hacen énfasis en que de esta manera consiguen una mejor postura bucal y de su cuello para realizar sexo oral por lo que al estar más cómodos se entretienen más y manejan mejor su lengua. Además, tienen una gran ayuda en sus manos, ya que tienen el sexo de su pareja totalmente al alcance así como el resto de su cuerpo, por lo que pueden estimular tanto pezones, vagina, ano, acariciar otras zonas sensibles.

Otra de las ventajas es que la persona receptora puede centrarse en su propio placer y concentrarse en él.

Gracias a un sexo oral más profundo y enriquecedor se logran orgasmos más potentes que pueden sorprenderte.

Inconvenientes de practicar el 68

Se trata de una postura excelente en el caso de ser una mujer la que recibe la estimulación, pero presenta sus carencias en el caso de que sea un hombre. En el caso del hombre. Éste necesita de una postura más sentada para que los genitales queden en el lugar óptimo para el sexo oral. Además, en el caso de parejas heteosexuales, el hombre suele tener más peso que la mujer por lo que puede ser incómodo y pesado para ella. Puede solventar ligeramente este problema al apoyar los codos para liberar parte del peso a su pareja.  El hecho de que sólo uno reciba la estimulación y no haya un feedback recíproco puede ser un inconveniente y un motivo por el que algunas parejas después de probar esta postura vuelvan al 69 clásico.

Nuestro consejo de mundo erótico para hacer más completa y enriquecedora la experiencia del sexo oral es que te atrevas con los diferentes productos que se han diseñado para mejorar el sexo oral como los geles estimulantes de sabores o con efectos frio/calor para una experiencia trascendental.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *