Este es uno de los grandes problemas que tienen las parejas en su dia a dia. En ocasiones puede ser uno el que no tenga ganas y en ocasiones puede ser el otro; el problema viene cuando siempre es la misma persona la que rechaza reiteradamente,y se convierte en algo habitual.

En nuestra mente automaticamente hemos imaginado al hombre como el que busca el sexo y la mujer como quien lo rechaza. Aunque en muchas ocasiones sea cierto aquello de que el hombre propone y la mujer dispone, en muchas ocasiones no es así. Así que intentaremos quitarnos esta visión clásica, porque aunque la falta de libido afecta a un 35% de la población de mujeres y entre el 5-15% de hombres; no es sólo un problema de mujeres.

La persona que recibe la negativa se siente frustrada, impotente y tensa. Con este trio emocional su respuesta no puede ser otra que enfado y crispación.

La persona que no tiene ganas se siente culpable por rechazar a su pareja, tensa porque vive cada acercamiento como algo incómodo y poco comprendida.

Y esto genera un distanciamiento entre ambos que hace que sea más dificil aquello que al fin y al cabo, ambos necesitan y no saben acceder a ello.

¿Te suena esta situación?

¿Porqué se pierde la libido?Soluciones.

Una de las primeras cosas que hay que hacer para después acertar con la solución es tener más o menos claro porqué ocurre.

Causa médica

Algunos medicamentos muy habituales son en muchas ocasiones la causa de nuestra pérdida de líbido. Debes saber que entre estos medicamentos se encuentran algunos antidepresivos, antihipertensivos , antiepilepticos, antipsicoticos, medicamentos para la migraña, ansioliticos, antiepilépticos...Todos ellos pueden afectar muy negativamente a nuestra líbido.

Si detectas que es esta la causa acude a tu médico y consulta si hay una medicación alternativa que no afecte tanto a tu libido.

Causa hormonal

La líbido está muy mediada por las hormonas. Es por ese motivo que siempre se ha dicho que los hombres tienen más ganas por los niveles elevados de testorena y las mujeres es más variable, porque los ciclos hormonales de la mujer hacen variar los niveles de determinadas hormonas. Por ejemplo muchas mujeres a mitad de ciclo cuando ocurre la ovulación ven aumentadas sus ganas por un aumento de la testosterona y decaen sus ganas hacia el final por el descenso de esta.

Es por eso que un tratamiento hormonal o tomar la pildora anticonceptiva puede afectar a la libido porque no ocurre ovulacion y por lo tanto no hay un aumento de la testosterona.

Si crees que ha cambiado tu libido tras unos meses de pildora anticonceptiva o tratamiento hormonal acude a tu médico para intentar buscar un tratamiento alternativo o probar con otra pildora anticonceptiva.

Ocurre igual en un embarazo y/o menopausia. Las alteraciones hormonales que acompañan estos periodos pueden afectar a la libido de las mujeres.

Causa psicológica o emocional

-Problemas de pareja: Los problemas de pareja repercuten en el sexo. Si no estamos bien con nuestra pareja el sexo que tendremos será nulo o de baja calidad. Es fundamental abordar los problemas de pareja acudiendo a un terapeuta y vereis como el sexo ira mejorando al mismo ritmo que mejoren vuestros problemas de pareja.

-Crisis personal: Las crisis individuales repercuten en la pareja y por ende también en el sexo. Es necesario que resolvamos nuestra crisis para que todo fluya normalmente, asi que coencta con tus emociones e intenta poco a poco volver a la normalidad. Siempre pueden ayudarte a ello tus amigos, tu pareja, familia y/o un psicólogo que te sirva de guia y apoyo en tu camino.

-Inseguridades: en ocasiones no tenemos ganas de sexo ni intimidad porque ello supone exponer nuestro cuerpo que acostumbra a no ser nunca como nos gustaría. Si en tu caso este hecho afecta tanto a tu autoestima que te bloquea para tener sexo, acude a un especialista que pueda ayudarte a superarlo y aprende a cuídarte y quererte y a cambiar esas cosas que no te gustan en el caso que tengan solución.

Causa ambiental

-Estres: Cuando estamos agotados de estímulos y agobiados nuestra líbido disminuye pues estamos dando importancia muy prioritaria a varios asuntos a la vez y por tanto el sexo no puede ocupar esta posición relevante. No obstante, el sexo puede disminuir en gran medida la tensión que nos produce el estrés. Así que intenta buscar un espacio de relax una hora a la semana donde puedes y debes dejar todo fuera.

-Cansancio:El cansancio y la falta de sueño también afecta a nuestra líbido. Por ejemplo, un hombre que duerme durante una semana 5h o menos ve disminuida sus testosterona entre un 15 y 20 %. Procura descansar lo suficiente y te sentirás mejor y más predispuesto a tener sexo. Intenta no buscar sexo en las últimas horas del dia ya que son las horas de menos energia y tendrás menos éxito.

-Falta de tiempo: Aunque parezca mentira, es otra de las causas. Tener pocas ocasiones para tener sexo hace que el espacio entre encuentros sea tan grande que dejemos al sexo un papel secundario en nuestras vidas. Dale la vuelta y vuelve a ponerlo en primer lugar. Prioriza sobre otra cosa que seguramente le ha robado su posición.

¿Qué podemos hacer para aumentar esa líbido?

Debemos atacar la/s causa/s de esta pérdida de líbido, pero sea cuál sea el origen hay una serie de medidas que pueden ayudarte y de bien seguro lo harán.

Hay que pensar siempre que el buen sexo predispone a tener más y mejor sexo y a la inversa también ocurre. Es un bucle del cuál es difícil salir. Si hemos tenido una sesión brutal de sexo recientemente nuestro cerebro activará estos recuerdos en las siguientes horas con la intención de que se vuelva a reproducir esta experiencia. Conforme va pasando el tiempo estos recuerdos o visiones se espacian y se van diluyendo.

A más y mejor sexo tengas más probabilidades tienes de tener en breve.

Pero a la inversa también ocurre. Si hace mucho tiempo que no hemos tenido sexo o éste ha sido flojo y soso es muy poco probable que a nuestra mente acudan sensaciones vividas de sexo que nos ponen la piel de gallina y nos predisponen a más sexo.

Por lo que, para huir del bucle negativo, es necesario un empujón.

Si eres tú el rechazado y tu libido está intacta

Primero que todo debes tener paciencia. Tu pareja y tú buscais lo mismo, recuperar la pasión pérdida; porque eso está afectando a vuestra vida en pareja. Pero está claro que tu pareja no encuentra la manera y tú estás perdiendo los nervios.

Puedes ayudarle con unos sencillos consejos:

Haced cosas juntos

Planificar encuentros los dos solos para hacer cosas que no soléis hacer juntos, como ir a dar un paseo, ir a ver un espectáculo, la playa, etc. Todo esto hará que disfrutes de momentos de calidad con tu pareja y le apetezca mas besarte, acariciarte, conquistarte.

Incluye actividades de contacto fisico

En vuestro dia a dia incluye actividades que impliquen un contacto fisico que puede activar las ganas de tocar y ser tocado. Un masaje, un baño juntos, ir a la playa juntos y poneros crema. Ir a un spa juntos! La visión de vuestros cuerpos semi desnudos y el relax que acompaña a esas horitas de spa harán fluir sangre a vuestros genitales como un rio desbordado.

Huye de la rutina

Si hay una pérdida de líbido intensa y probamos las mismas cosas una y otra vez esto no va ayudar nada. En cambio, si procuramos tener encuentros sexuales más apasionados y diferentes puede ayudar mucho a la recuperación de tu líbido. Hablamos de nuevas posiciones, nuevos lugares, introducid novedades en la cama, porque seguro que hay muchas cosas que aun no habeis probado de hacer nunca.

Debes despertar las ganas de sexo de tu pareja insinuándole juegos o situaciones que le den morbo o que sabes que hace tiempo que tiene ganas de probar.

-Invierte en juguetes eróticos, en lencería y en películas porno. Ayúdale a probar un vibrador por primera vez o enseñale cómo se puede jugar con un huevo vibrador.

-Despierta sus sentidos con afrodisiacos y sensaciones nuevas como los geles estimulantes.

-Prueba roles diferentes: iniciaros en el BDSM, en juegos de roles de poder y/o en el bondage o ataduras.

-Prepara todo un escenario y dedicar tiempo a amaros. Déjale claro que es un espacio para jugar y encontrarse, sin prisas, sin ideas preconcebidas. Incluye en este escenario detalles que miman: incienso, velas, pétalos, una botella de champán, frutas, juego de mesa erótico, plumas, etc...

-Ábrete a dimensiones nuevas: empieza a explorar el sexo anal, hacer los dos sin poder ver nada ninguno de los dos, tener sexo en espacios abiertos, sal de marcha sin ropa interior y/ o usa disfraces eróticos.

Si eres tú quien ha perdido la libido y rechazas tener sexo

Cada vez que le rechazas te sientes mal, culpable y el ambiente se crispa entre vosotros. Sabemos que tú también añoras ese sexo desenfrenado y esos momentos de calidad que habeis tenido en otras ocasiones.

Aquí van unos consejos para tí.

No os obliguéis a tener sexo

Si no tienes ganas de sexo háblalo claro con tu pareja, aun a riesgo de que no acepte la negativa. Nunca debes forzar la situación porque no la disfrutarás y las sensaciones con las que te quedarás serán negativas, por lo que será más difícil que volváis a tener sexo en breve.

En cambio, no le des únicamente la negativa. Tu pareja necesita ver que te preocupas tanto o igual y que quieres recuperar esa pasión.Hablad sobre ello, buscar soluciones juntos y sobretodo mostraros cariño y respeto.

Mastúrbate pensando en tu pareja

Esto hará que hagas un esfuerzo por recordar la pasión que habeis vivido juntos y te entren ganas de recuperarlo. No olvides después comentarle a tu pareja lo que has hecho y en que te has inspirado.

Masturbarte además reactivará tu instinto sexual y te hará pensar más en el próximo orgasmo.

Disfruta masturbándote seas chico o chica.

Practica ejercicio físico

La práctica de un ejercicio físico hace mover nuestro cuerpo y nuestra sangre. Al estimular la circulación sanguinea, se mejora el apetito sexual pues nos sentimos más llenos de energia y esto nos predispone a tener sexo. Además, te verás más atractivo, más fuerte y más seguro de ti mismo.

Cuídate

-Duerme bien: Como hemos dicho antes, estar cansado y con ganas de dormir es todo lo con trario a lo que sucede en un encuentro sexual, donde la tensión debe ser máxima y se produce una descarga de excitación.

-Cómprate ropa que te siente como un guante, maquíllate, depílate, estrena peinado nuevo. Toda inversión en tu imagen hará que te sientas mejor y te apetezca más mostrar tu sexualidad perdida que tanto necesitas recuperar.

-Come bien: No abuses de los carbohidratos en tu dieta ya que si abusas disminuiran tus niveles de testosterona. En cambio, opta por las proteinas, grasas saludables y alimentos antioxidantes. Opta por incluir alimentos afrodisiacos y bebidas estimulantes como el ginseng.

Prepárate para el encuentro sexual

Tú necesitas sexo al igual que tu pareja, y mejorará tu estado de ánimo y vuestra relación de pareja si le das un empujoncito al asunto.

Antes de vuestro encuentro y para que todo fluya con mayor normalidad, visualiza las escenas que se van a dar a continuación, mira escenas eróticas o porno que te exciten o mastúrbate con algún juguete para ir calentando motores. A tu pareja le encantará encontrarte sin bloqueos y dispuest@.

Mientras preparamos nuestro encuentro sexual vamos calentando motores y cualquier estímulo puede servir para excitarnos. Rasúrate el pubis, ponte el perfume que le gusta y prepara la lencería que vas a usar. Todo esto hará que mentalmente y físicamente te prepares para la acción.