CONSEJOS SOBRE COMO MEJORAR LAS RELACIONES SEXUALES EN LA MENOPAUSIA

En la menopausia la mujer experimenta una serie de cambios físicos y hormonales que van a afecta a su vida sexual diaria. Estos cambios si bien no pueden evitarse si podemos tomar medidas para que las consecuencias no sean tan devastadoras. Veamos a qué nos tenemos que enfrentar en este período de la vida de la mujer.

Cambios físicos y hormonales en la menopausia

Son muchos los cambios que se producen en la entrada de esta nueva etapa, pero vamos a centrarnos en aquellos cambios que pueden afectar a nuestra vida sexual. Entre ellos encontramos:

1.Atrofia genital: En la menopausia se produce una caída de estrógenos que provocan que nuestras partes íntimas estén inflamadas y menos lubricadas que antaño. Esto puede producir dolor y malestar durante las relaciones, debido al roce y la fricción ya que la zona estará muy sensible. Para solventar esta sequedad y que el roce sea más agradable deberemos hacer uso de lubricantes que nos den ese aporte extra de lubricación. Para ello, los lubricantes más aconsejados son los lubricantes de base de agua, que son más respetuosos con las mucosas y el ph vaginal.

2.Disminución de tono muscular en la vagina: Debido a la falta de estrógenos la musculatura de la vagina se irá adelgazando progresivamente y esto puede hacer que pierda la fuerza y el tono que tenía. Para ello, es importante ejercitar la zona a lo largo de toda nuestra vida pero sobretodo en esta nueva etapa. Existen muchos métodos para rehabilitar el suelo pélvico que nos ayuda a manetener el tono muscular y a evitar pérdidas de orina como consecuencia directa. Dentro de estos métodos uno de los más conocidos es el uso de bolas chinas. Úsalas en tus ejercicios a diario, primero con una sola bola y de poco gramaje, para ir aumentando hasta dos bolas y su peso progresivamente.  No descuides tus ejercicios y tendrás resultado en pocas semanas.

3.Menor deseo sexual y líbido: Las hormonas son en gran medida las artífices del deseo sexual de las mujeres, quienes están vinculadas a sus oscilaciones según sus ciclos menstruales. Una vez se entra en la menopausia, esta caída de estrógenos supone una pérdida permanente de la líbido. Pero esto no debe asustarnos. En nuestras ganas y en nuestra actitud estarán las claves para seguir manteniendo viva la llama de la pasión.

No obstante, resultará algo más complicado y deberemos hacer uso de ayudas externas. Si llegados a estas edades no hemos introducido novedades en el terreno sexual  por inseguridades , temores o prejuicios, es el momento adecuado para hacerlo. Tu vida sexual dará un vuelco de 180 grados y vuestra pasión será más intensa que nunca. Hay que aprender a vivir la sexualidad en la menopausia.

Ayudas externas.

Ayudas externas hay muchas, sólo necesitareis encontrar aquellas que más se ajusten a vuestros gustos, e ir probando:

-Juegos eróticos: Existen kits de juguetes variados que os introducirán en este mundillo para que vayáis ya testeando diferentes opciones.

-Productos de cosmética, kits de masajes…ahora teneis todo el tiempo que queráis para amaros y disfrutar del contacto piel con piel y elevar a otra esfera vuestros sentidos. Teneis aceites, cremas estimulantes y demás productos que os deleitarán.

Juguetes sexuales como vibradores: En la menopausia es más difícil conseguir el nivel de excitación necesario para una relación sexual fluida, y los vibradores os ayudaran a que esa excitación sea más rápida y más intensa.

A por ello!

¿TE HA GUSTADO? COMPÁRTELO!
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter