COPAS MENTRUALES 

Copa menstrual: Atrévete a dar el cambio

Seguro que has oído hablar de ellas y puede que tú o alguna de tus amigas ya haya empezado a utilizarla. Originariamente su uso empezó a generalizarse en países del tercer mundo para las mujeres que no pueden permitirse comprar (ni tienen) compresas o tampones.


 Más información
Valoración media de los productos de esta categoría: 
 596 Valoraciones

¿Qué es la copa menstrual?

Como bien dice su nombre se trata de un producto con forma de copa y sirve para retener el flujo de la regla durante nuestro período. Como las copas, en la parte inferior tiene un tubito fino para que después de su uso puedas extraerlo.

Normalmente está fabricado con silicona por lo que es hipoalergénico, completamente flexible (para que se ajuste bien a tu forma interior) y lavable cuantas veces quieras.

Cuando tengas la regla, cógelo por los bordes y desde el centro presiónalo haciendo que se toquen sus dos mitades como si fuera una boca, cógelo con dos dedos e introdúcelo en tu vagina hacia arriba, cuando llegues al tope, suéltalo. Su forma redondeada se acoplará a tus paredes y creará el vacío haciendo que el flujo no caiga.

Se recomienda vaciar la copa unas 2 o 3 veces al día (dependiendo del flujo de cada mujer) y lo puedes llevar seguido hasta 12 horas ¡qué maravilla!

La próxima vez que vayas utilizarlo esterilízalo hirviéndolo en agua durante 5 minutos, y puedes usar los esterilizadores que encontrarás en nuestra web.

¿Cómo elegir bien la talla de la copa menstrual?

 Las copas menstruales no son todas iguales, sino que tienen tallas ya que el interior de la vagina no es del mismo tamaño en todas las mujeres y presenta una forma u otra en función de varios aspectos.

Talla Pequeña: Para un flujo ligero, mujeres pequeñas, que no hayan tenido relaciones sexuales, menores de 25 años, que tengan un suelo pélvico fortalecido por el ejercicio y/o no hayan tenido partos vaginales.

Talla Grande: Para un flujo más abundante, mujeres de talla media o grande,y/o que hayan tenido partos vaginales, mayores de 25 años.

Existe una talla mediana para aquellas que no se identifiquen con los criterios para una de las anteriores tallas.

Ventajas de las copas menstruales  

No absorbe tu flujo vaginal, evitando así irritaciones.
Fácil de limpiar, simplemente utiliza agua y jabón de ph neutro.
Ahorro, puede durar hasta 10 años.
Por su material de silicona, látex, termoplástico o elastómero no contiene ningún químico, por lo que no tendrás el riesgo de padecer el síndrome de choque tóxico; una enfermedad mortal asociada al uso de tampones.
Por su morfología, una vez puesto es muy difícil notarlo, de hecho muchas veces ni te acordarás que lo llevas puesto.

Puedes utilizarla aunque utilices métodos anticonceptivos como el DIU o el anillo.

Desventajas de las copas menstruales

Puede que te cueste un poco acostumbrarte a ella, por lo que al principio puede que te resulte algo engorrosa. Ponerla y quitarla puede llevarte un poco más de tiempo y puede que al principio no te la pongas bien.
 
Puede que te manches de sangre. Esto es un tabú bastante generalizado entre las mujeres, así como la manera de introducirla ya que al no tener aplicador tienes que utilizar tus manos. Sin embargo, es algo que deberíamos de tomar como algo natural. Si te da algo de aprensión la sangre te recomendamos que por lo menos lo pruebes.
 
Limpieza. Cuando estás en casa no hay ningún problema, sin embargo, cuando estás fuera y necesitas cambiarle y por lo tanto, lavarla, puede que te dé cosa hacerlo en un baño público. En este tipo de situaciones recomendamos vaciar la sangre en el váter y limpiarla en el lavabo de fuera. Como lo de la sangre, no debería de darnos vergüenza ya que es algo natural y que a todas nos pasa.
En resumen, como bien puedes ver hay muchas más ventajas que desventajas y, estas últimas están más relacionadas con nuestra aprensión y vergüenza social que otra cosa más perjudicial. Hay muchas ofertas por internet y también puedes conseguirlas en farmacias o en sex shops.